lunes, 24 de febrero de 2014

Un poco de ejercicio por una buena causa

Hoy toca doblar un poco el lomo por una buena causa, un proyecto solidario para promover el deporte en personas con discapacidad intelectual iniciado por David, alias PowerExplosivo (en twitter @Explosiv0), una máquina humana que aparte de un gran corazón, tiene unos vídeos cojonudos en su canal de YouTube para aprender a levantar hierro como dios manda, y que ha iniciado una cadena fitnessolidaria (toma palabro) que a mí me ha llegado de la mano del gran Marcos de Fitnessrevolucionario (cuyo blog deberías leer y cuyo libro deberías tener).
La cosa es sencilla: hay que hacer flexiones, una más que la persona que te ha nominado, en mi caso 11, grabarte en vídeo realizando el mini-reto, hacer una donación a la Fundación ADEMO y pasar la bola a tres personas más para que hagan una flexión más y continúen la cadena (hasta las 20 flexiones).
Si quieres saber de qué va el tema, echa un ojo al vídeo de PowerExplosivo, allí lo explica en detalle:




Y este de Fitness Revolucionario donde me nomina:




Yo he cumplido y he donado, aquí está mi vídeo:




Y mucho ojo, que ahora viene lo bueno, nomino y reto a que hagan 12 fondos a tres Grandes de España, atención, atención..., por orden alfabético:

- Raúl Arévalo (@RaulArevaloZ)
- Manu Baqueiro (@ManuBaqueiro)
- Alex García (@alexgarcia_web)

Ahí es na...

Si quieres colaborar, independientemente de hacer flexiones, te dejo más datos:

FUNDACIÓN ADEMO
HACIENDA DE PAVONES 328
28030 MADRID

CUENTA BANCARIA:
FUNDACIÓN ADEMO
ES27 2038 1813 99 6000351811

PAYPAL:
gerencia@fundacionademo.org

WEB:
http://www.ademo.org



Salud!
Nach

Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.

miércoles, 22 de enero de 2014

Entrevista en La sanación de Amaya


Muy brevemente os cuento que tenido el honor de ser entrevistado por Marta/Amaya o Martamaya como ella a veces firma, para su blog La Sanación de Amaya.
La verdad es que entrevistas he hecho unas cuantas, pero nunca por mi actividad de bloguero y ha sido toda una responsabilidad...
Me encantó el cuestionario y sólo espero haber estado a la altura.

En primer término Amaya y al fondo el mar

Desde aquí doy las gracias a Martamaya por hacerme sentir tan importante, jeje..., y os animo a todos a que con la excusa de leer la entrevista (si sois habituales, ya imaginaréis más o menos qué cuento, pero algún truquillo desvelo por ahí...) os deis un paseo por su blog, con una impresionante historia personal y gran cantidad de información, de experiencias personales y de luminosidad y positivismo.

Pincha aquí para ir al blog y ver la entrevista.

Si estoy tan poco activo como a menudo suelo, ejem..., esta vez tengo excusa: me estoy mudando, ay, que trajín...
Pues lo dicho, lean, déjense ver por el sol y sobre todo gocen.
Nach

Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.

miércoles, 8 de enero de 2014

Tarta de zanahoria

Sí, una tarta, no me he vuelto loco, simplemente estoy celebrando.
¡Celebro (entre otras cosas...) que hace 3 años que Spartan Gourmet existe!
Tres añitos ya, cómo pasa el tiempo, ay... Poco a poco, discretamente, el blog no ha parado de crecer (ya sé que si no crece más es porque escribo poco...) en gran medida por vuestras aportaciones y exigencia, queridos lectores. Yo no he dejado de aprender, así que mil gracias por esas casi 250.000 visitas, abundante y ricamente sazonadas por vuestros más de 400 comentarios en estos tres años de recetas, de información recopilada, de arengas y de grandes dosis de humor tonto, sólo espero que haya mucho más y mucho mejor.
Celebremos con la tarta preferida de mis invitados. Ahora bien, que nadie se lleve a engaño: es una tarta con azúcar (¡veneno!), pero también para eso tenemos nuestro 20% de concesiones y pecados, para abandonarnos al placer aunque sea un poquito del malo.
Sí puedo proclamar con orgullo que, como todo en este blog, es una tarta ¡SIN GLUTEN! Pero lo dicho, con bastante azúcar y también con lácteos (que ya sabéis que adoro si son de los buenos)... Por lo demás, benditos huevos, maravilloso coco y almendras (elemento que los paleos americanos adoran moler y usar para panes y bollos, cosa que yo tampoco veo que mole hacer tan alegremente, recordad que las grasas de la almendra son poliinsaturadas y por lo tanto no muy resistentes a altas temperaturas...) y también un poco de esa maravilla de la química casera que es el bicarbonato.
Al César lo que es del César, la receta que yo hago es prácticamente igual a esta, del blog La cocina no es lo mío, así que mil gracias a su autora Fátima Galbán. Básicamente en el bizcocho pongo bicarbonato en vez de levadura de sobre (que lleva guarraditas varias) y azúcar moreno, que aporta algún mineralillo más que el blanco y hace la tarta no tan dulce (una vez te desacostumbras al omnipresente azúcar, el sabor muy dulce se te hace un poco empalagoso, si estáis en este rollo Paleo/Primal ya sabéis a qué me refiero). La cobertura sí es aportación mía y por lo tanto diferente, porque adoro la tarta de zanahoria con mascarpone. Y ahora sí, vamos al temario...

Ingredientes para un buen cumpleaños:
Como es pecado la foto está hecha con nocturnidad...
  • Bizcocho:
    • Zanahorias (300 gr. peladas)
    • Almendras crudas (o harina de almendras 150 gr.)
    • Azúcar moreno (150 gr.)
    • Coco rallado (60 gr.)
    • Huevos (3, eco/de corral)
    • Bicarbonato sódico (1 cucharada)
  • Cobertura:
    • Mascarpone (250-300 gr.)
    • Mantequilla (1 cucharada colmada)
    • Esencia de vainilla (1 cucharadita)
Elaboración:
Conviene mucho, por sabor y por salud, dejar las almendras (que sean peladas) la noche anterior en remojo con un poquito de sal (aquí tienes el porqué). Al día siguiente, precalentar el horno a 160º C, lavar, quitar las puntas y pelar las zanahorias y triturarlas en un procesador de alimentos (en su defecto, rallarlas), triturar también las almendras (ojo, que al estar húmedas harán pronto una pasta y enseguida una mantequilla y simplemente queremos harina) en un procesador de alimentos (en su defecto..., en su defecto mejor comprar harina de almendra, porque como tengáis que rallar o moler a mano las almendras...). Mezclar muy bien todos los ingredientes: zanahoria triturada, harina de almendra, coco rallado, azúcar, huevos y bicarbonato, una vez más, a máquina será mucho más sencillo, si no paciencia.
Ponemos en un molde de unos 20 cm. de diámetro (si es de silicona, tal cual, si no, habrá que engrasarlo bien) y al horno 15 minutos a 160º, después subimos la temperatura a 180º y dejamos 30 minutos más. A partir de ahí conviene observar para que no se tueste demasiado por fuera y pinchar con un palito para comprobar si está hecho por dentro (si sale limpio, la masa está cocida), puede necesitar unos 15 minutos más dependiendo del horno (yo en ocasiones en los últimos minutos le dejo encendida sólo la placa de abajo para que el bizcocho no se queme por arriba pero se termine de cocer por dentro). Una vez hecho sacamos del horno, desmoldamos y dejamos que se enfríe un poco.
Para la cobertura simplemente ponemos la mantequilla y el mascarpone en un bol y le damos un golpe de microondas para que se pueda mezclar y luego extender. Añadimos la cucharadita de vainilla (yo utilizo esencia natural líquida) y mezclamos bien todo hasta crear una pasta homogénea que procederemos a extender por toda la superficie visible de la tarta con una espátula o cuchillo. Es importante que el bizcocho ya esté bastante templado porque si no se derretirá la grasa del queso y se separará.

¿Alguien tiene unas velitas?

Después podéis meter la tarta en la nevera unas horas para darle más consistencia a la cobertura, pero recomiendo consumirla a temperatura ambiente. Si después sobra algo (eso es que erais pocos o ya habíais comido mucho...), sí es conveniente guardar en el frigo.

Y no, esta vez no me voy a entretener con las propiedades nutricionales del plato, que por otra parte sí lleva ingredientes sanos y nutritivos, pero estamos celebrando y por lo tanto sólo dándonos placer, que no sólo no es malo de vez en cuando, sino que también es saludable ya que tiene un buen impacto en nuestras hormonas eso de soltarse y despreocuparse aunque sólo sea un rato.

¡Salivad, malditos!

Os deseo un felicísimo 2014, lleno de salud radiante, de alegría junto la gente que queréis y os quiere y estimulantes retos aventureros, profesionales y personales como el que a mí se me presenta: ¡mi novia está embarazada!
Celebren la vida siempre que haya ocasión,
Nach


Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

La Paletilla hay que ganársela

Vuelvo a la carga con más surrealismo que nunca.
Resulta que dos felices circunstancias se han encontrado en el espacio-tiempo.
Por un lado, acabo de terminar mi plan de 11 semanas de Desencadenado, tu cuerpo es tu gimnasio, encantado de la vida, oiga, más fuerte, más en forma y con muchos más conocimientos y recursos para entrenar sin necesidad de apenas equipamiento, es increíble lo que un ser humano excepcional puede hacer sólo con su cuerpo y es maravilloso todo lo que un ser humano medio como yo puede hacer con el suyo (estoy hablando sólo de ejercicio físico, no hay doble sentido guarrete aquí...). Y sobre todo he terminado con ganas de más, así que probablemente en cuanto pasen las fiestas arremeta de nuevo el programa, ¡gracias, Marcos!. El caso es que con las navidades y sus viajes y comilonas de por medio, pensaba que necesito algunas rutinas un poco más maleables y quizá probar algo nuevo hasta que me lance otra vez a desencadenarme y dando vueltas por la red en busca de WODs y nuevas rutinas y ejercicios dí con las Mazas Indias, una especie de bates de béisbol muy pesados...

Por otro lado, acababa de recibir una fantástica paletilla ibérica de bellota encargada en Ibergour.com a Miquel, mi compañero de gestas montañeras africanas y a punto estaba de pincharla en el soporte para empezar a disfrutarla, cuando el propio Miquel fue quien me pinchó a mí diciéndome que si no me haría un vídeo entrenando con una pierna de puerco...
Yo soy una máquina atando cabos...

Una cámara, Little Lemon Tree y aquí tenéis un nuevo vídeo.
Espero que lo disfrutéis y que ninguna asociación de defensa de los animales malinterprete mi aragonés sentido del humor y quiera asesinarme...
Ya sabéis, activad CC para subtítulos en español. Y si no hablamos antes, ¡Feliz año!



Entrenen, coman paletilla y sobre todo gocen,
Nach

Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.

lunes, 21 de octubre de 2013

Paté de hígado de ternera

Cuantas veces una buena cagada (perdonen, sus señorías...) acaba convertida en un gran hallazgo. Que se lo digan a Fleming y su, según la leyenda, accidental descubrimiento de la penicilina... Estaba yo, un poco distraído, preparando un rico hígado encebollado cuando en el momento de pasarlo por la sartén, no me percate de que esta no había cogido suficiente temperatura..., no rectifique a tiempo y como resultado obtuve un sabroso pero altamente chicletoso hígado encebollado. No puede ser, me dije, así que pillé esto por aquí, aquello por allá, lo pasé todo por la termomich, luego lo metí en un molde y al horno... ¡Y, tate! Salió una cosa muy rica. Un par de probatinas más tarde, di con una receta bastante fija y fiable y aquí les presento este requeterrico, superversátil, meganutritivo y recontrabarato ultrapaté* casero, quién lo iba a decir, de ternera. El arma secreta de deportistas, madres/padres de niños devoradores y de gourmets en tiempos de crisis.
(*: después de tal sobredosis de prefijos en los adjetivos, el sustantivo "paté" se quedaba mu solico...)

Ingredientes para un huevo de canapés con lomera:
  • Hígado de ternera (500 gr.).
    Ingredientes con 3 huevos de sabor y nutrientes.
  • Huevos eco (o de corral, 3).
  • Cebolla (1 grande).
  • Mantequilla (3 cucharadas aprox.).
  • Vino de Pedro Ximénez (u otro vino dulce, 1/2 tacita).
  • Brandy/Cognac (1 chorrín).
  • Mostaza de Dijon (1 cucharadita).
  • Sal marina (1 cucharadita).
  • Pimienta negra recién molida (1 cucharadita).
Elaboración:
En una sartén a fuego suave pochamos durante 20-30 minutos la cebolla picada fina con la mantequilla y una pizca de sal (en Thermomix programa 30 minutos a 80º, velocidad cuchara sin tape para que evapore), vigilamos y removemos de ve en cuan y al final añadimos el Pedro Ximénez y dejamos que evapore el alcohol y reduzca. Mientras tanto vamos limpiando los filetes de hígado de la membrana blanca y dura de sus venas, no es necesario obsesionarse, pero sí conviene retirar lo más duro, la textura final será infinitamente mejor, y que no os preocupe destrozar un poco las piezas, las vamos a triturar.
Precalentamos el horno a 180º e introducimos en un procesador de alimentos la cebolla pochada, el hígado limpio, los huevos (sin cáscara...), la mostaza, la pimienta, el resto de la sal y un chorrete de coñac y trituramos bien hasta formar una pasta fina y homogénea.
Volcamos la mezcla en un molde de los alargados (si no es de silicona lo untamos con mantequilla o aceite) y lo introducimos en el horno unos 40 minutos (o hasta que el bloque de paté se haya despegado bien de los bordes del molde), si en los últimos minutos creéis que corre riesgo de quemarse un poco por arriba, podéis poner el mando del horno en la posición de sólo calor abajo (o bajar un poco la temperatura). Dejamos enfriar, desmoldamos, et voilá, un bloque de paté bien hermoso.

Le pâté de la vache (qui ne rit plus) est aussi très jolie.
NOTAS:
  • Si bien es cierto, que poco a poco el paté va cogiendo un cierto verdor poco estético, si lo tapas y lo guardas en la nevera aguanta una semana sin problemas (seguramente aguanta más pero no lo sé porque en casa nunca nos ha durado más tiempo...).
  • El paté queda con una equilibradísima consistencia de manera que es lo suficientemente firme como para que lo puedas cortar en rebanadas como si fuera un fiambre o en daditos para hacer brochetas, pero también es lo suficientemente blando como para que lo puedas untar sobre una tostada o un cracker.
  • Puedes hacer tu propia versión añadiendo las finas hierbas que más te molen, quitando la mostaza, cambiando el vino o el licor... Hay tantos Ultrapatés Caseros como amas y amos de casa.

Sobre tosta de pan de trigo sarraceno con pasas.
Al fondo escalibada con mozarella y jamón.

Nutrición:
El hígado es probablemente el alimento más nutritivo que existe y el (convencional) de ternera, parece ser una fuente fiable y bastante limpia. Los huevos son posiblemente los segundos en la lista de lo más nutritivos. Esta receta se compone básicamente de hígado y huevos. Con esto quedaría todo dicho, pero si quieres más detalles, los tienes en la receta (Mi) hígado encebollado, no es plan de copiarme y pegarme a mí mismo, ¿no?

Coman hígado y gocen,
Nach


Sígueme en TwitterInstagram Youtube. También tienes el reflejo del blog en Facebook.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...